lunes, 20 de mayo de 2013

AUTORETRATO



















Mirando al techo hasta quedar ciego de aburrimiento.

Mirando sin mirar, aburrimiento ciego.
Miento si te digo que aun siendo ciego miro el techo.
De hecho, todo lo que digo es palabra de ciego.
Mi ego se aburre si mira en el techo. 
Borro mi rostro sin rastro de ego
aburriendo versos como bajando techos,
pasivos verbos reflejos:
se ciega el ciego ante el techo de su ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada